Árboles históricos en España. Nuestros «Ents» favoritos.

A raíz de la feliz noticia acerca de que la carrasca de Lecina fue galardonada con el reconocimiento al «árbol del año 2021», fui recopilando datos sobre árboles singulares de nuestro país que he ido visitando, añadiendo algunos de sus reflejos culturales. Son lugares que pueden no ser tan conocidos como otros, pero que guardan gran interés y que merecen ser visitados con respeto. Todas las imágenes son Creative Commons (licencia en las que se incluyen las mías propias), o de Dominio Público:

LOS ALGARROBOS DE TORRERO

—En la entrada del popular e histórico barrio zaragozano de Torrero, en el parterre del conocido como Acuartelamiento de San Fernando, un par de Algarrobos, cuyo fruto los mayores del lugar recuerdan que se recogían antaño para tener algo que comer.

La Algarroba, el fruto de este árbol. Como señala Wikipedia: «usada como complemento alimentario en periodos de escasez (durante la Guerra Civil Española). Actualmente se usa como forraje y en la industria farmacéutica)». He conocido testigos de su uso como alimento por las penurias económicas.
La iglesia de San Fernando en Torrero se edificó a raíz de la construcción de una de las obras civiles más importantes del siglo XVIII en Europa: El canal imperial de Aragón. Contaba con tres grandes lienzos de Goya robados durante la Guerra de la Independencia (y aún desaparecidos) y en sus alrededores aún se conservan árboles históricos como los mencionados Algarrobos. Imagen CC0 en Wikipedia.

Por supuesto en el imaginario colectivo español audiovisual aún queda el personaje de «El Algarrobo», interpretado por Álvaro de Luna en la serie «Curro Jiménez»:

«El Algarrobo» agitando una «curra» y en la otra imagen comiendo con los amigotes. Imagen con licencia CC en imaginasetenil.com (artículo por Pedro Andrades)

EL CASTAÑO «DE LA NISIA»

—Cerca de la localidad riojana de Anguiano, el bello Castaño de La Nisia.

Castaño «de la Nisia». Las rutas alrededor de la localidad de Anguiano están muy bien señalizadas y son muy recomendables, entre otras cosas, por la frondosidad de los bosques. Imagen con licencia CC en tracksrioja.blogspot.com
Algunas de esas rutas pasan por el Monasterio de Valvanera, cuyo emplazamiento rodeado de bosques parece sacado de un cuento. Imagen por Erevilla14 en Wikicommons.

EL HAYEDO DE OTZARRETA:

—La magia de Valvanera puede recordar, por ejemplo, al imponente Hayedo de Otzarreta, uno de esos lugares fascinantes donde los haya (perdón por la broma). Este bosque en Vizcaya ha sido incluso fondo de pantalla en Windows.

Imagen CC por Javier Bueno en flickr.
En las cercanías de Otzarreta se encuentra el Monte Gorbea, también histórico por ser uno de los montes «bocineros», desde los que se llamaba a Juntas Generales en el País Vasco. Foto «Bajando del Gorbea» por Fernando Jiménez en Flickr.

LA SABINA DE VILLAMAYOR DE GÁLLEGO

—Majestuosa en su soledad. La relevancia para la comunidad queda reflejada en que aparece incluso en el escudo de la villa:

Imagen CC por ErlenMeyer en Wikipedia
La sabina, milenaria, en la soledad del Monte Negro (conocido en la actualidad como desierto de los Monegros). La madera de este tipo de árboles fue usada para las embarcaciones de la llamada «Armada Invencible». Imagen por Agbpress en Wikipedia

LOS OLIVOS DE RODANAS:

—Los venerables olivos del santuario de Rodanas en la comarca del Valdejalón.

Imagen de las cercanías de Rodanas con licencia CC por Marian Izaguerri en Flickr
El Santuario de Rodanas, de los siglos XVII-XVIII, sigue teniendo una gran relevancia en la comarca del Valdejalón, entre otros motivos por ser lugar de encuentro para actividades deportivas y se emplaza en un paraje natural de interés. No muy lejos se puede visitar la llamada «Casa de Dios» de Épila, que se tiene como uno de los ejemplos más representativos de «Arte Brut». Más información en el siguiente enlace.

http://www.bajoaragonesa.org/elagitador/la-sobrecogedora-casa-de-dios-en-epila/

Seculares los ejemplares de Rodanas, pueden recordar a los del bíblico monte de los Olivos, algunos de cuyos ejemplares los científicos han señalado como milenarios, aunque es poco probable que contemporáneos a la época de Cristo, pues el que fuera emperador Tito mandó talar todos los árboles de los alrededores de Jerusalén en el año 70.

Ejemplares de «El monte de los olivos», algunos milenarios. Foto propia. El olivo fue también el regalo de Atenea a la ciudad que tomaría su nombre, actual capital de Grecia, algo que refleja perfectamente la importancia de los productos derivados de este árbol. Tradicionalmente su rama, portada por una paloma, es además símbolo de la paz a raíz de un episodio bíblico (que a su vez proviene de tradiciones anteriores como el «Poema de Gilgamesh»)

LOS BOSQUES PÉTREOS

—De gran interés por otro lado es el yacimiento del bosque pétreo en la provincia de Teruel. Es un entorno bastante apartado, aunque llegar allí es bonito caminando por un entorno solitario del entorno de Castellote. Casi uno se alegra de que sea poco conocido y visitado, pues la masificación no suele venir acompañada de respeto. Aquí podemos observar el resultado de la fosilización de árboles que nacieron hace miles de años y que están emparentados con las secuoyas gigantes que pueden admirarse, por ejemplo, en algunas áreas de los Estados Unidos.

Otro árbol fosilizado muy emocionante de visitar está en La Rioja, cerca de la localidad de Igea:

«Quizás el descubrimiento más espectacular haya sido un tronco fósil de conífera de 11 mts. de largo, éste magnífico tronco se encuentra a 4 Km. del pueblo, en la colina que está enfrente a la ermita de la Virgen del Villar, y se encuentra situado a pie de carretera en dirección a Cornago».

http://www.aytoigea.org/paleontologia.1750.0.html

«El bosque petrificado» (Archie Mayo, 1936) que alude al Parque Nacional de Arizona con madera fosilizada, fue una de las claves para la carrera de Bogart como actor.

EL ENEBRO DE CHIBLUCO:

—El considerado enebro milenario de Chibluco es también espectacular de ver, en una zona además de gran belleza y no tan visitada como otras del Pirineo: la vertiente sur de la Sierra de Guara. Por desgracia se encuentra junto a una granja intensiva de cerdos que nos recuerda que todavía no hemos alcanzado el equilibrio que necesitamos con la naturaleza y el resto de animales. Estando en el lugar, me gustó pensar que seguramente en un tiempo el fabuloso enebro perdurará y la granja no. Uno de los productos más producidos a partir del enebro es la ginebra.

Entre otros ejemplares, podéis encontrar más info en este artículo, donde también se habla de Rodanas:

https://holartica.blogspot.com/2014/06/el-enebro-santuario-de-rodanas.html

Enebro de Chibluco. Dominio Público.

—En el puente de los pecadores en el valle de Gistaín se pueden apreciar unos impresionantes árboles que crecen desde el fondo del barranco. Entre los ejemplares hay tilos que están registrados en el catálogo de árboles notables de Aragón. Por cierto que el puente recibe el nombre, según la tradición, por ser arrojados desde allí personas que eran considerados culpables, por parte de las gentes del valle, de algunos delitos. Esperemos que los árboles no sean testigos de más muertes en la zona que, por otro lado, es preciosa y digna de visitarse.

Valle de Gistaín-Chistau: uno de esos lugares en los que rodearse de naturaleza. Licencia CC por Miguel 303xm en Wikipedia.

LOS FICUS DEL JARDÍN DE FLORIDABLANCA:

—Un feliz hallazgo al hilo de este tema ha sido el Jardín de Floridablanca en Murcia. Históricamente es un lugar de interés, pues es muy posible que sea nada más y nada menos que el primer parque público de España. Pero es que además tiene unos majestuosos Ficus que impresionan. Sus raíces son espectaculares. Aquí un enlace en la web «Árboles monumentales».

https://arboles-monumentales.blogspot.com/2011/03/ficus-de-floridablanca.html

Monumental entrada al «Jardín de Floridablanca». Foto propia.
Ejemplares de Ficus seculares en «El jardín de Floridablanca». Fotos propias.

¿Y vosotros, qué árboles de vuestras cercanías destacaríais?

«Bárbol y los Hobbits» en Wikipedia por TTThOm

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Autor del artículo

Víctor Deckard

Sus Últimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *