El final de un libro

El Señor Deckard ha terminado un ensayo relacionado con el rol y que, a falta de unos pocos detalles con la editorial, será publicado en un futuro próximo. Aquí tenéis, con licencia Creative Commons, el final del libro. Imagen de Dominio Público en pxhere:

Sea como fuere, el rol no murió en este proceso y si me atrevo a vaticinar algo a partir de toda esta historia que aquí les he contado, no lo hará nunca. No se trata de una opinión basada en mis gustos, deseos o preferencias, sino en el hecho de que a través de todo este recorrido hemos podido ver que la invención de Gygax y Arneson no fue «solo» un juego extraordinario, sino además una nueva forma de narración y arte. Con una extensión entre el público más limitada que otras, posiblemente. Pero de la misma manera que no puede desaparecer la pintura o la literatura, no puede desaparecer el rol. Siempre habrá jugadores y narradores que encuentren en esta forma de expresión por sus características propias, una forma de comunicación y entretenimiento predilecta. Por eso aunque durante cierto tiempo un dragón malvado nos devoró, enseguida vino a nuestro rescate el espíritu alado de bellos valores que también encuentra su refugio en el interior del ser humano y así… volvimos a jugar y volar con dragones.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Autor del artículo

Víctor Deckard

Sus Últimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.