Publicaciones de antaño: «Asimov Magazine» (Forum, 1985-86)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Una de las publicaciones que se pueden ver con bastante facilidad en los mercadillos o librerías de segunda mano en España es la “Asimov Magazine”. En concreto su licencia más famosa, la que vino a través de Planeta, editorial que con su sello Forum entre 1986 y 1987 publicó quince ejemplares. Para conocer la historia de la cabecera estadounidense lo mejor es recurrir directamente a las memorias de Isaac Asimov. Ahí nos cuenta como en 1976 uno de los ejecutivos de Davis Publications salió impresionado de una convención de Star Trek tras acompañar a sus hijos. Era el surgimiento del “frikismo de masas” como lo conocemos, así que con tanta gente deseosa de consumir Ciencia ficción por obra y gracia de Roddenberry, Nimoy, Shatner y companía, al buen ejecutivo el iris de sus ojos se le transformó -cual Tio Gilito- en símbolos de dólar al pensar en las potencialidades del género. Por no extenderme mucho, diré que la Davis acabó proponiéndole al doctor una revista con “nombre” siguiéndo el ejemplo de Ellery Queen’s Magazine y Alfred Hitchcock’s Mistery Magazine. Al respecto, Asimov veía tres problemas: no quería trabajar mucho, dos amigos dirigían revistas similares y en una de estas, en concreto en The Magazine of Fantasy and Science Fiction, escribía una columna de ciencia. Finalmente todo se resolvió con la promesa de no tener que hacer nada más que prestar su nombre, escribir la editorial y contestar algunas cartas de lectores. Tras consultar además a sus amigos de la competencia y que le dieran luz verde con el argumento de que se atraerían más lectores para este tipo de literatura, la Isaac Asimov’s Science Fiction Magazine veía la luz a mediados de diciembre de 1976. Desde entonces ha cambiado de dueños varias veces (Bantan Doubleday Bell la adquirió en 1992, Crosstown Pub. en 1996 y Penny Pub. en 2012) pero su llegada al mercado ha sido ininterrumpida desde entonces, sumando además varios premios -tal vel el más famoso, el Hugo, numerosas veces- a la edición.

Isaac Asimov. En España las patillas más famosas junto a las de Juan Guerra

En comparación con el éxito de la publicación en Estados Unidos, en nuestro país se puede decir que pasó por sus diversas reencarnaciones sin pena ni gloria, pero de la segunda licencia muchos guardamos un buen recuerdo e incluso fue uno de los ingredientes que nos enamoraron de la Ciencia ficción. De hecho de ella se puede encontrar por la red algunos, no muchos, artículos y personas que dejan algún comentario de sus experiencias con su lectura. De las demás es poco menos que imposible encontrar información, hasta el punto de que aunque parece que hubo cinco, de dos de ellas ni siquiera conozco la editorial. La primera fue Picazo, entre 1979-1981 y la última Robel entre 2003-2005. De la inicial se cuenta que la traducción era atroz, hasta el punto que se dice que se llegó a convertir “Tarzan of the Apes” en “Tarzán de los Alpes”. Esto me ha provocado tal jolgorio que espero sea verdad (1).

Por lo que respecta a Forum, el sello estaba vinculado a Planeta, de modo que nos podemos encontrar en la mancheta como Presidente a José Manuel Lara, uno de los hacedores y “desahecedores” principales en el mundo editorial español. Tal vez sea una división que se conozca sobre todo en el mundo del cómic, pues contó en exclusiva con los derechos de Marvel desde 1985. El mercado de publicaciones estaba en efervescencia en ese momento y Planeta se encontraba en competencia directa con otras compañías como Bruguera, Zinco (poseedora de los derechos de DC), y en el ámbito de Ciencia ficción con Martínez Roca, Minotauro o Ultramar como algunos de los máximos exponentes (los dos primeros fagocitados posteriormente por la propia Planeta, del tercero pese al éxito de su “Grandes Éxitos Bolsillo” de Ciencia ficción, tampoco hay mucha información). La lucha estaba en todo lo alto y en la pugna usó Forum para traerse la licencia de la revista Asimov.

Otras editoriales licenciaron también el nombre del «buen doctor» en formatos diferentes. Martínez Roca recibió el impacto de un rayo tractor por un destructor imperial y… vamos, que la compró Planeta

Las diferencias entre ediciones de las revistas, más allá del nombre, son notables. Si decíamos que la labor de Asimov en Estados Unidos era escasa (aunque, ¿quien no hubiera deseado que le respondiera una carta?) en la cabecera española era nula aparte del título. No había sección de correo y la editorial estuvo firmada por los directores literarios, quienes además hacían la selección de relatos (no se dio paso en esta ocasión a autores en castellano, a diferencia de la licencia de Robel). Estos fueron Carlo Fabretti durante once números y el recordado editor, escritor así como traductor (en este caso bueno) Pedro Domingo Mutiñó (más conocido por uno de sus seudónimos, Domingo Santos) en los restantes. Las selecciones fueron irregulares y se suelen valorar más las del segundo, aunque en cualquier caso las decisiones de ambos nos permitieron a algunos leer por primera vez a titanes como Frederik Pohl, Roger Zelazny, Larry Niven, Robert Silverberg o Brian Aldiss entre otros. El contenido de las editoriales también me parecen loables y destilan constantemente un canto de amor hacia la Ciencia ficción. En una de ellas por ejemplo Fabretti argumenta que el género no debería de calificarse de pesimista, sino de «alarmante», ya que nos avisa de peligros por nuestras conductas sociales. En otra ensalza el papel del humor porque nuestras contradicciones como especie son cómicas, mientras que Domingo Santos saluda un “sano eclecticismo” del campo, ya que en definitiva como demostraba la revista, cabían relatos con reflexiones sobre temas tan dispares como el totalitarismo, la realidad de nuestras percepciones, el problema de la identidad o las relaciones del ser humano con un entorno ecológico en el que el equilibrio es indispensable.

Mención aparte merecen las portadas. En un momento de la juventud en el que los nombres de los escritores presentados te decían poco o nada, la maestría de los ilustradores era crucial para atrapar la atención. En ese sentido tuvimos suerte con figuras como Fernando Fernández (número 1), Vicente Segrelles (números 2, 4, 5, 10, 13), Luís Royo (3, 6, 7, 8, 12, 14, 15), Jordi Longarón (9) y Manuel Pérez-Sanjulián Clemente (11). Todos ellos nos hicieron soñar con otros mundos, y sus dibujos de portada eran la invitación a conocerlos. Revistas míticas como “Cimoc”o “Zona 84” han conocido trabajos de algunos de ellos y en el extranjero también se han valorado obras que dieron a luz. Mención especial me gustaría hacer para Luís Royo por motivos emocionales, ya que por un lado pude asistir a una impresionante exposición con sus originales y además fue uno de los gigantes, junto al imprescindible también Alfonso Azpiri, de la ilustración en el mundo de los videojuegos españoles de la considerada “edad de oro” de los mismos. La historia de la censura que le hicieron en la portada de la versión británica del juego «Game Over», debido a que la protagonista femenina dejaba entrever un pezón, es ya legendaria.

El número 12 me lo regaló mi padre cuando yo era niño. Ahí leí por primera vez a Pohl y oí hablar de Philip K. Dick, a quien le dedicaban un relato. Tan sobada está que le falta la tapa, está claro que forrarme con el coleccionismo no es lo mio

Tras el número 15 y como era habitual en la época, la revista desapareció sin previo aviso. Es de suponer que un mercado como el español no encontraba en ese momento para sostener una revista de género (incluso la longeva “Nueva Dimensión” también dirigida por Santos se tuvo que rendir unos años antes) pese al apoyo de un nombre, Asimov, que vendía aquí bien sus libros más representativos pero que ni de lejos tenía la trascendencia de la que gozaba en su país. Pero con todo, pese a su breve periplo, es una de esas publicaciones que nos gusta traer por Podcaliptus. ¿Antigua? Sí. ¿Trae recuerdos que apelan a una nostalgia construida en algunos momentos sobre la imaginación? También. Pero, ¿sigue permitiendo disfrutar de autores que han sido imprescindibles para el género, con relatos además no muy fáciles de encontrar en otros lugares? Definitivamente, y además están las portadas, así que si se la encuentran por ahí -seguramente baratita- y no la conocen, prueben a echarle un ojo.

Todas las imagenes están hechas por el autor.

¿Quiere usted saber más?

-Asimov, I. Memorias. (Ediciones B, 1994)

-«Las revistas de ciencia ficción (VI): la «Asimov» de Picazo, por Luis Pestarini» en «Cuasar. Ciencia ficción y literatura fantástica:

http://cuasarcienciaficcion.blogspot.com/2020/04/las-revistas-de-ciencia-ficcion-vi-la.html

-«Fracasando por placer (XVIII): Isaac Asimov Magazine nº 11. Forum, 1986» en ccyberdark.net

Fracasando por placer (XVIII): Isaac Asimov Magazine nº 11. Forum, 1986

-Base de datos La Tercera Fundación: tercerafundacion.net

(1) En un foro en el que se comentó este artículo, un usuario («esbutrafio» en meneame.net)) me señaló que había leído esa edición y que le sorprendía que esa anécdota fuera cierta. Luego añadía más información. Le agradezco el mensaje que incluyo aquí:

«Acabo de hacer una búsqueda en una versión epub del número once de la edición de Picazo y la única mención a Tarzán es esta:

«Y en Tarzana, California, Edgar Rice Burroughs fundó una empresa para publicar sus propias obras. Las viejas novedades se reimprimieron (Verne, Wells, Haggard, M.P. Shiel, Conan Doyle), y se publicaron varios libros nuevos que pertenecían al género según todos los criterios, salvo uno… y que no eran publicados en las nuevas revistas»

He mirado Google y Tarzana es un barrio de Los Ángeles que se llama así en honor a Tarzán. Tampoco es un error de traducción.
es.wikipedia.org/wiki/Tarzana

La mención aparece en un artículo de James Gunn sobre la historia de la ciencia ficción norteamericana. Supongo que la versión epub estará completa y no faltará nada de la edición en papel.
Es una pena, hubiera estado bien esa errata para sacarla como tema de conversación friki» 

Autor del artículo

Víctor Deckard

Sus Últimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *