La primera editorial de «Astounding Stories of Super-Science» (un homenaje a Harry Bates)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

-¡Nos atacan los Beatles! ¡Chuparos esa, melenudos! -Cariño, creo que te confundes.

La revista Astounding Stories of Super-Science nace en 1930 en el seno de la editorial de William Clayton, cuya compañía se especializó en las revistas pulp. Fue una época de efervescencia para este tipo de publicaciones y ya habían nacido títulos clásicos como Weird Tales (1923) o Amazing Stories (1926), esta de la mano del famoso Hugo Gernsback, quien demostró que había un creciente interés por el género. En ese contexto, la idea de publicar en la compañía de Clayton una cabecera específica de Ciencia ficción fue de su primer editor Harry Bates, lo que llevó al nacimiento de una revista que con diferentes vaivenes ha seguido viva durante décadas. No obstante, en un mundo que cambiaba a pasos agigantados, el ámbito editorial no fue inmune a la gran crisis económica de finales de la década de 1920. Astounding, tras la bancarrota de Clayton, pasó a manos de Street & Smith Publications y una nueva época comenzó. En ella llegarían figuras indiscutibles como Isaac Asimov (algunos de sus primeros relatos sobre robots se publicarían aquí en los años 40), Robert Heinlein y, al frente, el editor que merece -por sus extravangancias y carrera profesional- una película o novela que narrara sus peripecias: John W. Campbell. Sin embargo, todos ellos crecieron en un campo ya abonado gracias a gente como Bates, cuyo posterior relato, Farewell to the Master (también publicado en Astounding), se convertiría en leyenda por ser la base de la atemporal obra maestra fílmica The Day the Earth Stood Still (Robert Weise, 1951). Como homenaje a él, traducimos (parece que de forma inédita) la primera editorial que escribió en Astounding y con la que nacía una revista llamada a constituir, curiosamente -o no tanto- pese a su papel de baja calidad, parte de la historia dorada de la Ciencia ficción. Su mensaje está, aunque mucho antes, en la órbita de la famosa reflexión de Arthur C. Clarke: «Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia».

INTRODUCCIÓN: HISTORIAS ASOMBROSAS (Primera editorial de «Amazing Stories»)

¿Qúe son las historias “asombrosas”?

Bueno, si vivías en Europa en 1490 y alguien te contara que la Tierra era redonda y se movía alrededor del sol, eso hubiera sido una historia “asombrosa”. 

O si vivías en 1840 y te dijeran que algún día hombres a mil millas de distancia serían capaces de hablar entre sí a través de un pequeño cable -o sin cable en absoluto- esa habría sido otra.

O si, en 1900, predijeran aviones que cruzan el oceano y submarinos, Zeppelines que circunvalan el mundo, edificios de sesenta pisos, radio, metal hecho para resistir a la gravedad y flotar en el aire; esas hubieran sido otras “historias asombrosas”.

Hasta hoy el tiempo ha pasado y todas esas cosas son un lugar común. Solo hay una diferencia real entre lo asombroso y lo común, el tiempo.

En el mañana, van a suceder más ideas asombrosas. Tus hijos -o sus hijos- van a viajar a la Luna. Serán capaces de volverse invisibles, un problema que ya ha sido parcialmente resuelto. Serán capaces de desintegrar sus cuerpos en Nueva York y recomponerlos en China, todo en segundos.

¿Asombroso? Claro que sí.

¿Imposible? Bueno, la televisión habría sido imposible, casi impensable, hace diez años.

Ahora verás el tipo de revista que es nuestro gusto ofrecerte, comenzando con esto, el primer número de Astounding Stories.

Es una revista cuyas historias anticiparán los logros super-científicos del mañana, cuyas historias no solo serán estríctamente precisas en su ciencia, sino que además estarán contadas vivamente, dramáticamente y de forma emocionante.

Nos hemos asegurado ya historias de algunos de los escritores de fantasía más hábiles en el mundo, hombres como Ray Cummings, Murray Leinster, el Capitán S. P. Meek, Harl Vincent, R. F. Starzl y Victor Rousseau.

Así pues, ¡reserva por anticipado tu copia mensual de Astounding Stories! El editor.

-¿Quien me mandaría a mi ponerme a jugar a «La llamada de Cthulhu»? ¡Casi no me quedan puntos de cordura y ahora esto! -DM (con una sonrisa sardónica mientras busca la tabla de enfermedades mentales): No te hagas el remolón y tira el dado. (Ilustración para el relato Compensation por C. V. Tench, número 1 de Astounding).

Notas sobre derechos de autor:

Este número de Astounding Stories of Super Science está en Dominio Público, como se señala en el proyecto Gutenberg:

“The Project Gutenberg EBook of Astounding Stories of Super-Science January

1930, by Various.

This eBook is for the use of anyone anywhere at no cost and with

almost no restrictions whatsoever.  You may copy it, give it away or

re-use it under the terms of the Project Gutenberg License included

with this eBook or online at www.gutenberg.org/license

Con respecto a la traducción (original en podcaliptus.com y publicada el

23/05/2021) los derechos pertenecen a Víctor Deckard y al portal cultural

podcaliptus.com , quienes se acogen a la licencia Creative Commons  

CC BY-ND 4.0, la cual permite a cualquier persona interesada compartir el texto incluso comercialmente, pero sin modificar la traducción original y atribuyendo la autoría a Víctor Deckard, según se refleja en el enlace:

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

Autor del artículo

Víctor Deckard

Sus Últimos artículos

Artículos relacionados

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *