Del artículo original en Atenea Nike por Mireia Gallego: «Durante años, los planes de educación han tenido un carácter plenamente partidista. El interés fundamental reside en un control férreo de determinados aprendizajes que se caracterizan por difundir aspectos que benefician a uno u otro color, entiéndase que no hablo de ningún partido en concreto (…) Si las ciencias ofrecen una capacidad para evolucionar tecnológicamente (…) las humanidades enseñan a tener un criterio propio (…) Las clásicas no son modelos de traducción, es la comprensión de lo colectivo y lo personal, de los sistemas políticos, de la evolución del pensamiento, de los valores originales, es decir el conocimiento que ayudará a una persona a entender el mundo en el que vive». Imagen de estatua de Cicerón por Augurmm en Wikipedia con licencia Creative Commons.

Comentarios

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS NOTICIAS