Del artículo original en «Atenea Nike»: La propia etimología ya nos empieza a ofrecer pistas sobre su significado, un fan o un fanático es aquél que está inspirado por los Dioses o que ha entrado en un frenesí divino (…) En la antigüedad no existía ni twitter, ni Internet, pero al contrario de lo que pudiera parecer la información sobre determinadas hazañas deportivas se extendían de forma generalizada por todo el imperio (…) el auténtico icono es hispano y se llama Cayo Apuleyo Diocles posiblemente [de] Emerita Augusta (…) se encargaban mosaicos donde aparecía el auriga. Imagen con licencia CC0

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS NOTICIAS