Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

El ejemplar se creía desaparecido y fue detectado en una subasta, tiene un valor especial. Incluye «dos cartas intercambiadas entre el traductor y el propio Darwin en el que éste reconoce que también habla español y que, por eso, revisó parte de la traducción dando su visto bueno».

Comentarios

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS