Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Stéphane Charbonnier (Charb) había defendido fuertemente las caricaturas de la revista Charlie Hebdo sobre el profeta Mahoma, que causaron indignación en el mundo musulmán, y había insistido en que no tenía miedo de represalias. «No tengo hijos ni esposa», le dijo en una ocasión a la revista Tel Quel. «No tengo un carro ni tengo crédito. Puede sonar un poco pomposo pero prefiero morir de pie que vivir de rodillas». Y murió en su lugar de trabajo, que no por primera vez era el blanco de críticas y ataques.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS