» A principios del siglo XX, un literato pionero se encargó de traducir la primera parte de Don Quijote al chino (…)» No sabía español, «y con la ayuda de un amigo que había leído dos o tres traducciones al inglés, Lin Shu publicó La historia del caballero encantado en 1922».

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS NOTICIAS