Del artículo por Guillermo Carvajal: «muchas bibliotecas se perdieron por diversas circunstancias. Otras sufrieron sorprendentes avatares, como es el caso de la biblioteca personal de Aristóteles (…) [en 287 a.C.] es donde la pista de la biblioteca de Aristóteles, aumentada durante 35 años por Teofrasto con nuevas obras propias y ajenas, empieza a diluirse (…) Se calcula que apenas se conserva un tercio de todo lo que escribió Aristóteles». Imagen por Sailko en Wikipedia.

Comentarios

1 comentario

  • Muy interesante y completo artículo para una historia que da para una peli. El prestigioso historiador Luciano Canfora también apunta a la posibilidad de que Neleo «timara» al rey egipcio Ptolomeo Filadelfo, de modo que en vez de los textos importantes de Aristóteles (sus libros doctrinales) le vendiera otros secundarios.

Responder a Víctor Deckard Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS NOTICIAS