Del artículo original por Raúl Rosso: «La propia Adobe ya lo había avisado tres años antes: el 31 de diciembre de 2020 marcó el final del camino para Flash Player y los principales navegadores dejaron de ser compatibles con esta tecnología. A nivel funcional no perdimos nada (…) Lo que sí se quedó huérfano, al menos en apariencia, es el movimiento creativo que revolucionó la forma de distribuir contenidos audiovisuales online, amén de sentar las bases de la industria del videojuego móvil y, si me apuras, definir buena parte de la iconografía que da forma al Internet moderno». Imagen destacada por la noticia.

Comentarios

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS NOTICIAS