Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

«El pigmento verde con el que se tintaban muchos libros en los siglos XVI y XVII tiene un compuesto químico bastante peligroso para la salud: el arsénico» Imagen por Jorge Royán (licencia CC, Wikipedia)

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS