Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

En el blog de «El testamento del Dr. Caligari»:  «He aquí una de las imágenes más iconográficas de la historia del cine, que con toda seguridad todos ustedes reconocerá (…) pertenecen a la versión de Frankenstein realizada en 1931 por James Whale en Hollywood, con Boris Karloff (…) es hemos hecho volver a rememorar esta escena para contraponerla con un precedente que no es tan célebre pero que merece ser justamente reivindicado: El Golem (1920) de Paul Wegener y Carl Boese (…) el Golem también acababa confrontándose con una niña protagonizando una escena muy similar a la de Frankenstein»

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS