Del artículo original: El “vieux Paris” (viejo París) defendido por Balzac o Victor Hugo y fotografiado por Charles Marville, era una ciudad vital y atractiva pero también densa, laberíntica, envejecida, con graves problemas de salubridad y sobre todo poco adecuada para los nuevos tiempos que se vislumbraban a finales del XVIII Durante el siglo XIX, en París se produjeron una serie de transformaciones extraordinarias que cambiarían radicalmente la fisonomía de la capital francesa, surgiendo una nueva ciudad espejo en el que todas querían reflejarse». Imagen con licencia CC por Thierry Bézecourt en Wikipedia.

Comentarios

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS NOTICIAS