Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Artículo en espinof por Alberto Abuín: «Corría el año 1968 y la fama de Clint Eastwood subía como la espuma (…) ‘La jungla humana’ Como en todas las producciones Malpaso, Eastwood tenía la última palabra sobre el director a elegir, y aún así no está muy claro como las riendas terminaron en Don Siegel (…) Al principio Eastwood y Siegel no se entendieron demasiado, hasta que pasaron un fin de semana en la casa del primero(…) Llegaron a compenetrar a la perfección, conociéndose como personas (siendo uno liberal y el otro republicano jamás discutieron sobre política durante su larga amistad»

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS NOTICIAS