Del artículo original en DOMVS ROMANA: «La ciudad en la antigua Roma, según algunos autores, era un espacio de corrupción moral, donde los excesos evitaban que sus habitantes pudieran llevar una vida adecuada (…) La imagen tradicional del campesino feliz en la literatura Latina suele incluir a la familia como elemento relevante para conseguir una producción fructífera de la tierra o los animales. «¡Cuanto más digno de ser alabado es éste al que, dispuesta su descendencia, la perezosa vejez lo sorprende en su modesta casa!» (Tíbulo)» Imagen del mosaico con un recolector de uvas bajo licencia CC en Flickr por Ken & Nyetta.

Comentarios

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS NOTICIAS